martes, 31 de marzo de 2015

Microcréditos Online; La alternativa Bancaria

Por muchos años las pocas alternativas para conseguir créditos personales se dieron en el terreno bancario y de una forma complicada, hasta la actualidad solicitar un crédito en un banco confiere una serie de rigurosos pasos; asistir al banco, esperar a la atención de un ejecutivo, pedir el préstamo y esperar hasta días para que se procese la solicitud sin la garantía de que el préstamo será otorgado, el problema que esto confiere es que en algunas ocasiones se necesita un préstamo de emergencia y este sistema no soluciona el problema.

Afortunadamente la tecnología ha otorgado beneficios en alternativas a funciones arcaicas como la de los préstamos bancarios de la actualidad; los microcréditos que es una modalidad que tan solo hace pocos años se han estado desarrollando, solucionan el problema al otorgar créditos de forma inmediata desde cualquier computadora o dispositivo con acceso a internet. Un ejemplo de esta plataforma son los prestamos urgentes en Milcreditosrapidos.com que procesa solicitudes prácticamente de inmediato.

Los beneficios de los microcréditos online es que permiten jugar con la cantidad y los plazos de forma inmediata, al acceder a la plataforma podemos elegir el tiempo y a la par se ofrecerá información sobre lo que se presta con los intereses que se tienen que pagar por el plazo que el interesado selecciona, de esta manera el solicitante siempre está informado de sus beneficios y obligaciones, tomando con ello la que más convenga a sus intereses.

Los pasos para solicitar un préstamo son muy simples;
  • Acceder a la plataforma
  • Jugar con el plazo y monto que se necesita de préstamo y elegir el necesario
  • Ya que se eligió un plazo y monto continuar ingresando los datos solicitados para que se genere la solicitud
  • Se ingresa una tarjeta de débito para recibir el préstamo y listo.

De esta manera tan sencilla se puede optar por tomar alternativas a los bancos y disfrutar de los beneficios que ha traído la tecnología a la vida diaria.

Desafortunadamente los microcréditos también tienen desventajas a considerar ya que los intereses son altos y el monto de préstamos es reducido dependiendo de la plataforma; si tomamos en cuenta que estos préstamos son de alto riesgo y que además son de corto periodo de tiempo lo justifica, sobretodo bajo el beneficio de tener disponible el préstamo prácticamente de inmediato. Otro de los beneficios de las plataformas de microcréditos es que son muy circulantes, se puede solicitar un préstamo hoy, pagarlo cuando se considere y tener una línea abierta para contingencias futuras.


jueves, 19 de marzo de 2015

Invertir en CETES

El dinero cumple diversas funciones; servir como medio de cambio, como medida de valor, como dinero mundial, como medio de pago y también como acumulador de riqueza, la acumulación de riqueza en sí otorga la posibilidad de realizar compras futuras o simplemente mantener una seguridad al conservar los medios necesarios para realizar acciones relativas a compras futuras. Pero cuando se acumula dinero sin invertirlo resulta contraproducente ya que la inflación disminuye su valor con el tiempo, en vez de ganar se pierde.

Por ello es necesario poner a trabajar el dinero superavitario, disminuyendo el perjuicio de los ajustes inflacionarios y de ser posible otorgando rendimientos. Todo ello se puede lleva a cabo mediante inversiones en diversos instrumentos financieros que pueden ser relativos al mercado de divisas, de capitales, de derivados y los populares mercados de deuda donde se incluyen los muy utilizados bonos gubernamentales con;prácticamente;nulo riesgo.

No siempre en las inversiones se puede ganar, dependiendo el riesgo se puede ganar o perder. En este ámbito de seguridad es donde entran en juego los
CETES como un instrumento de deuda con rendimientos aceptables pero con prácticamente nulo riesgo, gracias a ser respaldados y emitidos por el gobierno federal quien es;prácticamente;imposible que deje de pagarlos.

Invertir en CETES es muy sencillo cualquier persona puede adquirirlos, y se pueden comprar  por teléfono, en instituciones financieras diversas e incluso por internet en el programa de Cetes Directo, aprende aqui más detalles acerca de la forma correcta de invertir en este instrumento.

¿QUE SON LOS CETES?
Los CETES son Certificados de la Tesorería; títulos de crédito al portador emitidos por el Gobierno Federal desde 1978, en los cuales se consigna la obligación de éste a pagar su valor nominal al vencimiento. Dicho instrumento se emitió con el fin de influir en la regulación de la masa monetaria, financiar la inversión productiva y propiciar un sano desarrollo del mercado de valores. A través de este mecanismo se captan recursos de personas físicas y morales a quienes se les garantiza una renta fija. El rendimiento que recibe el inversionista consiste en la diferencia entre el precio de compra y venta.

POR QUE INVERTIR EN CETES:

  • Extremadamente bajo riesgo.
  • Tasas de interés competitivas con el mercado.
  • Seguridad.
  • Diversos plazos, 28, 91, 182 y 364 días, entre mayor el tiempo mejor la tasa de rendimiento.
  • Valor nominal bajo, tan sólo 10 pesos por cada uno.
  • Al ser de valor bajo par se puede comprar un mayor número de ellos.
  • Inversiones que van desde los 100 pesos y plataformas de gestión interesantes como Cetes Directo.
  • Fácil de comprenderlos y utilizarlos.
  • Cualquier persona puede comprarlos.

FUNCIONAMIENTO DE LOS CETES:

Los CETES son denominados dentro del sistema financiero como bonos cupón cero; esto significa que durante la vida del vencimiento del CETE no generara rendimientos sino que se compra como un cupón bajo par, esto es, que su costo de compra es menor al del valor nominal (10 pesos), cuando se compran se realizará a un valor de descuento, pongamos un ejemplo de su funcionamiento, supongamos que vamos al banco y nos ofrecen 1 CETE a una tasa anual del 4 % que vencen a 28 días.

La formula para sacar el rendimiento del CETE es la siguiente; P = VN /  1 + [ (r * t) / 360 ]
Dónde P = Precio a descuento            VN = Valor Nominal (10 pesos)               r = Porcentaje de rendimiento analizado (dividir entre 100)          t = tiempo en días

En el ejemplo anterior decíamos que nos ofrecen a 28 días una tasa de 4.5 % anual, si lo pasamos a la formula quedaría de la siguiente forma;       P = 10 /  1+[ (0.045 * 28) / 360 ] =        10 / 1 + 0.0035      = 10 / 1.0035    = 9.965122
Lo siguiente quiere decir que compraremos los CETES a 9.965122 pero al vencimiento se pagaran en 10 pesos, lo cual generará una ganancia de 10 - 9.965122 = 0.034878 al vencimiento de cada uno.

Parece poco pero supongamos que tenemos 1 000 000 de pesos, los cetes que podemos comprar serían 1000000 / 9.965122 = 100 350
Si tomamos en cuenta que cada uno otorga 0.034878 de rendimientos multiplicado por los 100 350 CETES que se pudierón comprar obtendremos 3500 pesos de rendimientos en sólo 28 días, dinero seguro que crece frente a la inflación.

Ahora si consideramos la tasa real de rendimientos tendríamos que realizar la cuenta Inflación - tasa de rendimiento anualizada, si por ejemplo la inflación es de 3 % anual y los CETES otorgan 5 % a tasa anual durante 360 días; entonces la tasa real de rendimiento será de 2 % anual, bastante si tomamos en cuenta que si no invertimos el dinero perderíamos 5 % en vez de ganar 2 % invirtiendo en CETES.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Tylorismo y Fordismo

Fordismo



Fue el empresario norteamericano Henry Ford quien, en respuesta al modelo de crecimiento económico de los Estados Unidos, que giraba en torno al mercado interno, empezó a diseñar en su mente las características que debía reunir el nuevo automóvil para el consumo de las masas. Consiste en una serie de innovaciones mecánicas, tecnológicas y organizativas que se articulan para lograr la producción en masa en un flujo continuo.


El fordismo se caracteriza por las siguientes cualidades;


  • La utilización de plantillas, moldes y matrices de función, que permiten obtener piezas  absolutamente idénticas.
  • La progresividad y coordinación en cuanto al movimiento de las piezas y de los subconjuntos dentro de la planta industrial.
  • La regulación del ritmo de trabajo de manera totalmente exterior al obrero por medio de la velocidad dada a la cinta que “pasa” delante de cada uno - que tiene un lugar fijo y tareas preestablecidas en la línea de montaje.
  • Productos destinados a un amplio mercado, solvente y en expansión.

Los trabajadores pasaron a ser considerados consumidores potenciales, para lo cual era menester aumentar su poder de compra y reducir los costos de producción.

Taylorismo


En las décadas de 1880 y 1890, en los Estados Unidos (país donde la escasez de trabajadores de oficio era quizá la amenaza más grave que se cernía sobre la industria manufacturera), Frederick Taylor logró con cierto éxito uno de los primeros intentos en la racionalización del trabajo y en el cronometraje de tareas (con la idea de reducir al máximo los denominados; tiempos muertos).


En lugar de una relación conflictiva con los trabajadores, postulaba considerarlos como sus amigos íntimos, estimulandolos a que realizaran el trabajo más intenso y calificado del cual eran capaces: a cambio de eso recibirían una paga proporcional a su rendimiento y esfuerzo. La llamada “organización científica del trabajo” está orientada a lograr una mayor economía de tiempo, con el objetivo de incrementar la producción, reducir los costos y los precios de los productos, apropiándose de los conocimientos y saberes productivos acumulados por los trabajadores industriales calificados.


Las técnicas y mecanismos propuestos para lograr la vigencia de esos principios y alcanzar los objetivos mencionados son numerosos, entre los que se destacan:


  • El estudio de los tiempos y movimientos de las tareas.
  • Instaurar dentro de los talleres y oficinas una acentuada división social y técnica del trabajo.
  • La estandarización de las tareas.
  • La asignación, por anticipado, de un números de tareas específicas a cada uno de los trabajadores.
  • La necesidad de individualizar el trabajo.
  • Un sistema de remuneraciones estructurado básicamente en función del rendimiento personal (equivalente salarial por cada unidad de mercancía producida).
  • El control y la estrecha supervisión de cada trabajador por parte de los supervisores o capataces, reduciendo su margen de autonomía.


Gracias a Taylor y a sus discípulos, la gestión de empresas pasó a ser considerada, desde fines del siglo XIX, una “dirección y administración científica”, sustituyendo los viejos métodos empíricos que dejaban a los trabajadores una gran margen de iniciativa en cuanto a la forma de organizar el proceso laboral.


Diferencias y similitudes entre taylorismo y fordismo



Si bien el fordismo retomó los principales conceptos del taylorismo, intensificando el trabajo, incrementando radicalmente la separación entre trabajo manual e intelectual, y profundizando la mecanización, implicó también otros cambios importantes respecto del taylorismo, que lo diferenciaron de manera sustantiva. Por su parte el fordismo significó la sustitución del trabajo manual de los artesanos y oficiales calificados por el accionar de máquinas - herramientas.


Fuente:

María Inés Barbero. (2001). Historia económica y social general. México: Macchi.

martes, 2 de diciembre de 2014

El Nacimiento de la Empresa Moderna

La segunda mitad del siglo XIX fue la época del nacimiento de la empresa moderna, entendiendo como tal a la gran empresa con una organización burocrática, administrada por gerentes asalariados, cuya forma jurídica más característica es la sociedad anónima.


La difusión de las nuevas formas de organización empresarial se llevó a cabo en las últimas décadas del siglo; en una primera etapa, los países en que tuvieron un rol más significativo fueron Alemania y los Estados Unidos.


La empresa tradicional es de dimensiones pequeñas, consta de una sola unidad operativa y se especializa en un tipo de función (producción o distribución), o en la producción de un tipo de bien o servicio. Se trata de firmas en las que no se ha producido la separación entre propiedad y gestión, mayoritariamente empresas familiares, dirigidas por una persona o un número reducido de personas, que son, a la vez, sus propietarios.


Las empresas modernas se diferencian de las empresas tradicionales en distintos aspectos. En primer lugar, por sus dimensiones y las actividades que desarrollan, ya que se trata de grandes empresas que han integrado diversas funciones, combinando la producción y la distribución a gran escala. Las mayores dimensiones fueron, en gran medida, una consecuencia de la segunda revolución industrial, además de la ampliación de los mercados.

Como señala Chandler, en los Estados Unidos fueron las empresas ferroviarias las primeras en contratar gerentes asalariados y en descentralizar su gestión, mientras que en Inglaterra y en Europa continental se mantuvieron sistemas de organización más centralizados. Con el fin de la Primera Guerra Mundial, la multinacionalización de las grandes empresas - sobre todo, las norteamericanas - se acentuó.


Fuente:

María Inés Barbero. (2001). Historia económica y social general. México: Macchi.